Sobre la mentira

Hubo un tiempo que la mentira despertó mucho mi curiosidad y, puede que no haya tenido constancia para seguir indagando, sin embargo, he encontrado estos  textos entre mis notas e… iré compilando más sobre el tema.

 

mentira. (de mentir). f. Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se cree o se piensa.

D.R.A.E. –Vigésima segunda edición

 

“Álvaro Pombo ha contado en un cuento estupendo –titulado Las luengas mentiras– un llamativo caso de fracaso de la inteligencia. Un muchacho miente a su novia y a los padres de su novia al decir que ha terminado la carrera de arquitecto, cuando en realidad le quedan un par de asignaturas. Es una mentira trivial, innecesaria, casi cortés, sólo por quedar bien, para que no tuvieran que escuchar nada desagradable en el ambiente amable de una reunión familiar. Su futuro suegro, arquitecto, le ofrece un empleo. A partir de ese momento toda la vida del personaje estará falseada por la mentira que no se atreve a confesar. Cualquier engaño se adueña de la vida entera. Lo difícil no es mentir, sino mantener la mentira. Tenía razón Kierkegaard cuando escribió: <<Quien tenga un secreto, que no se case>>. Un secreto, y todas las mentiras lo son, es expansivo y asfixiante a la vez. Impone una permanente tarea de camuflaje para sobrevivir. Algo sin importancia y fácil de aclarar –no haber aprobado dos asignaturas– provoca consecuencias dramáticas. ¿Cómo pudo el protagonista no darse cuenta de la situación? Sartre comentó en Carnets de la drôle de guerre el caso del emperador Guillermo II, que, víctima de la atrofia de un brazo, se empeñó toda su vida en disimular su manquedad con procedimientos absurdos, porque un emperador guerrero no podía declarar un defecto físico. A esto me refiero cuando hablo de la inteligencia fracasada”.

José Antoio Marina “La inteligencia fracasada”

 

“Conocí una vez a un fabricante de velas escocés que estaba convencido, firmemente convencido, de que había habitantes en Marte. Si se le interrogaba sobre la idea que tenía sobre su aspecto y su comportamiento, adoptaba una expresión tímida y mormuraba algo sobre que ‘andaban a cuatro patas’. Si alguien sonreía, aquel hombre, aunque pasaba de los sesenta, era capaz de desafiar al burlón a duelo. Yo no hubiera llegado tan lejos como batirme por Kurtz, pero por causa suya estuve casi a punto de mentir. Vosotros sabéis que odio, detesto, me resulta intolerable, la mentira, no porque sea más recto que los demás, sino porque sencillamente me espanta. Hay un tinte de muerte, un sabor de mortalidad en la mentira que es exactamente lo que más odio y detesto en el mundo, lo que quiero olvidar. Me hace sentir desgraciado y enfermo, como la mordedura de algo corrupto. Es cuestión de temperamento, imagino.

Joseph Conrad “El corazón de las tinieblas”

 

“Mentira lo que dice/ mentira lo que da/ mentira lo que hace/ mentira lo que va/ mentira la mentira/ mentira la verdad/ mentira lo que cuece/ bajo la oscuridad/ mentira el amor/ mentira el sabor/ mentira la que manda/ mentira comanda/ mentira la tristeza/ cuando empieza/ mentira no se va

Mentira/ mentira/ la mentira…

Mentira no se borra/ mentira no se olvida/ mentira, la mentira/ mentira cuando llega/ mentira nunca se va/ mentira la mentira/ mentira la verdad…

Todo es mentira en este mundo/ todo es mentira la verdad/ todo es mentira yo me digo/ todo es mentira ¿por qué será?”

Manu Chao “Mentira”

 

Me convertí en un virtuoso de la mentira, e hice que mi instrumento sonara de manera tan dulce que nadie podía dudar de la veracidad de la canción. ¡Con qué notas de floreo la adornaba, con qué cadencias! Mentía acerca de todo, aun cuando no hubiera necesidad, incluso cuando la pura verdad habría sido más efectiva a la hora de mantener el fingimiento. Me inventaba detalles de mi vida inventada con escrúpulo e ingenio obsesivos, elaborando una coartada irrebatible para un caso que ningún tribunal probablemente juzgaría nunca. Sin embargo, me fascina la paradoja de que aunque me esforzaba para mantener esa fachada, no me habría importando nada que hubiera aparecido alguien con pruebas irrefutables de mi impostura.

John Banville “Imposturas”

 

Al lector se le llenaron de pronto los ojos de lágrimas,
y una voz cariñosa le susurró al oído:
-¿Por qué lloras, si todo
en ese libro es de mentira?
Y él respondió:
-Lo sé;
pero lo que yo siento es de verdad.

Ángel González “ Nada grave”

 

Con la mentira suele irse muy lejos, pero sin esperanzas de volver.

Proverbio Judio

 

                                        06-08-07 (7) - copia

                                                                  Foto: Francisco Devesa

 

Esta entrada fue publicada en Citas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sobre la mentira

  1. MaríaR. dijo:

    Si la mentira sólo perjudica a uno mismo no pasa de ser una estupidez,
    pero cuando hace daño a otros es una maldad,una vileza. Y luego están
    los que creen sus propias mentiras, y eso ya es…..una patologia?
    La verdad siempre es la mejor opción, "la verdad nos hace libres"
    Saludos
     
     
     
     
     
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s